Legumbres ALCER

Hace unos días, nuestra psicóloga de ALCER Giralda, nos hablaba de cómo mejorar síntomas de la astenia primaveral. Y entre las acciones que podemos hacer para ello se encuentra comer sano y equilibrado, en este caso, siempre adaptado a nuestra patología renal.

¿Y qué tienen que ver las legumbres en todo esto? Pues bien, en el comer sano y equilibrado, unos de los grupos que debemos abarcar son las legumbres, de hecho, forman parte de la Dieta Mediterránea, tan beneficiosa para nuestra salud. Son ricas en proteínas, hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales, es decir, ¡un alimento muy completo!

Desde hace años, han sido restringidas en el tratamiento nutricional de la patología renal por su alto contenido en potasio y fósforo, pero debido a sus beneficios en nuestra salud, han sido estudiadas recientemente con respecto a su introducción en la alimentación renal. En los últimos estudios se han demostrado que una forma de consumirlas, sin que se eleven los niveles de potasio y fósforo en sangre, es en conserva.

La técnica culinaria correcta para consumirlas, según la última evidencia, sería enjuagarlas para eliminar el líquido donde van sumergidas (de esta forma también se elimina parte de la sal que se utiliza como conservante). Posteriormente, realizar una cocción de 5 minutos y terminar de cocinar. De esta forma, se pueden consumir 2 veces a la semana.

Es importante señalar que los niveles de potasio varían según la persona y la función renal de cada una. Además, existen diferentes hábitos y alimentación por lo que cada alimento y cada recomendación deben ser personalizada según situación.

Si necesita ayuda con sus niveles séricos de potasio y/o fósforo y, además, con su alimentación, puede acudir a nuestro servicio de nutrición, donde nuestra dietista-nutricionista, Ana Belén del Toro, podrá ayudarle y hacerle un tratamiento nutricional personalizado.

Servicio de nutrición

Tlf: 954.42.38.85 / 651.868.370

Email: anabelen.deltoro@alcergiralda.org

Top